Friday, April 5, 2013

LA DIVERSIDAD LINGÜÍSTICA EN MÉXICO
Una diversidad de visiones del mundo, de expresiones culturales que nos enriquecen día a día, no sólo como individuos sino como comunidad. 




REFLEXIÓN: CULTURA Y EDUCACIÓN

La cultura y la educación son dos conceptos trascendentales que se entrelazan y a la vez tienen conceptualizaciones de todo tipo que las forman como elementos clave en la vida. La cultura es sobre todo un término difícil de definir pero es definitivo que parte de una construcción humana, y puede decirse que es lo que caracteriza distintivamente a una sociedad ya sea con sus costumbres, tradiciones, lenguaje, vestimenta, ideologías y cosmovisión, modos de vida, conjunto de conocimientos y valores, entre otras particularidades que construyen identidades. La educación puede entenderse como un medio para adquirir, transmitir y acrecentar la cultura. Es un proceso multidimensional de formación humana, por lo que la cultura está implícita de alguna forma.

Bolivar Echeverría en Definición de la cultura retoma varios conceptos de cultura y cómo éstos han evolucionado a través del tiempo. Al plantearla como una “substancia espiritual”, la cultura parece tomar un significado de sumo valor, y así debe ser. Estrechamente ligada con la humanidad, ya que es lo que distingue al ser humano de otros seres vivos, también es definida como la creatividad del pueblo. Este autor brindó, sin duda alguna, perspectivas más profundas acerca de una introducción acerca de lo que es cultura. 

Adriana Puiggrós en su texto de Modernidad, Posmodernidad y Educación en América Latina recalcó la importancia del contexto en el ámbito cultural y educativo. La historia toma un papel importante en la formación de la cultura y la evolución de la educación. 

Personalmente, Xavier Besalú en Diversidad cultural y educación expone de manera más iluminadora estas concepciones. Estoy de acuerdo que la cultura es un factor que influye en el desarrollo de la personalidad de los individuos ya que es un fenómeno que condiciona no solo la percepción sino también nuestros modos de vida que nos permiten vivir en un grupo. Presentó varias nociones de diferentes puntos de vista, dejando en claro que es un conjunto de elementos valiosos de la humanidad. Asimismo, esbozó las actitudes culturales que se toman al estar frente o en contacto con otras culturas ajenas a la propia. 

La discriminación es un hecho que siempre se ha dado y se sigue dando en todas partes, por lo que debe evitarse y disminuirse a toda costa, por ende, es vital tomar actitudes de interculturalismo como la integración en donde se busca y practica el diálogo desde la igualdad. Es natural ver como diferente a otra cultura ajena, sin embargo, es primordial el respeto y a partir de ello, descubrir que se puede enriquecer con la diversidad cultural. La interculturalidad es básicamente el reconocimiento, la valoración y la conciencia de la existencia del otro, buscando sacarle lo mejor de ello. La identidad, clasificada en individual y colectiva, también es lo que distingue al ser humano dándole su unicidad y esencia. En todo este contexto cultural, es indispensable la educación y su valor como instrumento de la sociedad ya que debe acoger el pluralismo y la diversidad, no solo construyendo conocimientos sino valores. Educar en la diversidad es el nuevo paradigma que debe tomarse. Igualmente, en la lectura de la SEP La diversidad cultural y lingüística se complementa lo anterior ya que se delinea la valorización de la diversidad y cómo debe concebirse como un derecho.

Por otro lado, Bonfil Batalla en México profundo fue el autor que más me llamó la atención, ya que fue el más radical en este aspecto cultural. Divide el país entre un México profundo y un México imaginario. El primero es el verdadero, una sociedad compuesta por un conjunto numeroso de pueblos y grupos sociales, de muchas culturales. El segundo es el impuesto desde la colonización, una dominación occidental que margina a la mayoría para que adopten solamente una cultura supresora. He ahí la labor educativa de reflexionar nuestra historia para así poder superar esta imposición que obstaculiza la identidad de todos.

En conclusión, indudablemente la cultura y la educación son dos compendios esenciales para el mundo en el que vivimos, y ambos se necesitan para poderse llevar a cabo de manera óptima. Se han desarrollado enormes cantidades de conceptualizaciones acerca de lo que es la cultura, y a pesar de no poder concretarse en una sola, se afirma y se debe hacer hincapié de que es sumamente valiosa por lo que se debe respetar y estimar. La cultura somos todos; cada ser humano en el planeta tiene cultura ya que todos somos diferentes, todos tenemos nuestra identidad y todos somos parte de un algo y de un todo. Las diferencias que nos dividen también son las que nos unen, por lo que reconocerlas y valorarlas es imprescindible. La discriminación ha generado odio y violencia, motores de atrocidades brutales, por lo que la educación debe tomar su rol en la formación humana de valorar la diversidad cultural en todo momento y aspecto.








Bibliografía:
Besalú, Xavier. Diversidad cultural y educación. Madrid, Visor, 1997, pp. 27-41.
Bolivar Echeverría. Definición de la cultura. México, ITACA-UNAM, 2002.
Bonfil Batalla, Guillermo. Pensar nuestra cultura. México, Alianza, 1991, pp. 99-111.
Puiggrós, Adriana. Modernidad, Posmodernidad y Educación en América Latina, pp. 177-203.
SEP La diversidad cultural y lingüística, 2006, pp. 9-26.





My Love <3

My Love <3
There was an error in this gadget